frases divertidas



profile city graphic photo: City Of Love heart322227qg.gif
the girl next door


Eliakim city graphic photo: City Of Love heart322227qg.gif
I'm a relatively good girl. I don't eat my veggies. I have an absolutely sweet tooth and I like chocolates and candy floss although they make me look kiddish most of the time. I absolutely adore babies and toddlers and I often go gaga over them.

underline italic bold
musiccity graphic photo: City Of Love heart322227qg.gif
scream out loud


archives
gone with the wind

abril 2010
mayo 2010
junio 2010
julio 2010
agosto 2010
septiembre 2010
octubre 2010
noviembre 2010
diciembre 2010
enero 2011
febrero 2011
marzo 2011
abril 2011
mayo 2011
junio 2011
septiembre 2011
enero 2012
septiembre 2012
octubre 2012
noviembre 2012
diciembre 2012
enero 2013
julio 2013
you can found me here

your links go here,
https://www.facebook.com/perfecteuphoria city graphic photo: City Of Love heart322227qg.gif city graphic photo: City Of Love heart322227qg.gif city graphic photo: City Of Love heart322227qg.gif city graphic photo: City Of Love heart322227qg.gif
drumrolls
take a bow

Designer
Colours / Headers
Icon
city graphic photo: City Of Love heart322227qg.gif

miércoles, 12 de enero de 2011

El tiempo

En esos momentos en los que no sabes si gritar o ponerte a llorar, en los que te encuentras tentada de mandar todo a la mierda o de arrodillarte sedienta de perdón, vete. Huye. Auséntate. No te traiciones a ti misma, ni hagas nada de lo que te puedas arrepentir más tarde, deja que el tiempo hable por ti. Da una vuelta, escucha música, lee…Pero debes ser consciente de una cosa, una pequeña advertencia que nadie se molesta en señalar cuando se esgrime al tiempo como herramienta para solventar esos conflictos para los que nosotros estamos incapacitados. El tiempo, para algunos, puede suponer el caldo de cultivo, el veneno que lentamente se va esparciendo por todos los poros de la piel, por cada una de nuestras venas y articulaciones, hasta hacer meras marionetas de nosotros mismos. Para algunos, el tiempo es el botón que activa todo nuestro mecanismo de rencor y reproches, es el que le da la opción a nuestro cerebro para excusarnos en nuestros propios actos, el que aporta las justificaciones para nuestras palabras, el que planifica cual comandante en una guerra cuál va a ser nuestro siguiente movimiento.Como una serpiente, lenta en sus movimientos pero letal en su mordida, el tiempo te puede llegar a erigir como la lengua viperina del enfrentamiento. Va a resultar pues que no, que el tiempo no lo hace todo… Que es lo que nosotros hagamos en él lo que determinará el desenlace del conflicto.


(back to the top.)